martes, 23 de mayo de 2017

"LAS TORMENTAS INTERIORES"




Ayer lunes, 22 de mayo, a las 20.30h en el Real Casino de Tenerife, Gerardo Pérez presentó con gran éxito su última novela, LAS TORMENTAS INTERIORES (Editorial Verbum), acompañado por el periodista JUAN MANUEL BETHENCOURT y el crítico literario EDUARDO GARCÍA ROJAS. 


Mañana miércoles, día 24, a partir de las 18.30h, firmará ejemplares en la Feria del Libro de Santa Cruz (Parque García Sanabria), primero en la Carpa Institucional (previa introducción del también periodista de Canarias Radio La Autonómica, Eugenio González) y, posteriormente, en el stand de la Librería LEMUS.  


Desde aquí le deseo la mayor de las suertes para este cuarto proyecto literario. Sé de primera mano lo duro que le resulta compaginar tantas actividades y, además, de una forma tan brillante. 

Enhorabuena, corazón.

viernes, 19 de mayo de 2017

IVANKA TRUMP NOS ENSEÑA A CONCILIAR



Artículo publicado en La Opinión de Tenerife el 19 de mayo de 2017

Artículo publicado en La Provincia (Diario de Las Palmas) el 21 de mayo de 2017




“Mujeres que trabajan” es el título de un libro de casi trescientas páginas escrito, al parecer, por Ivanka Trump -la hija predilecta del actual inquilino de la Casa Blanca- un año antes de que su rubicundo padre ganara las elecciones estadounidenses. En él recoge sus experiencias como directora ejecutiva de su propia empresa inmobiliaria, esposa y madre de tres criaturas de revista. La antaño modelo y hogaño asesora presidencial ofrece en él sabios consejos y citas inspiradoras acerca de cómo conciliar la vida familiar y laboral sin morir en el intento e, incluso, teniendo éxito. Yo misma -que siempre he calificado de “estafa” esa duplicidad currante de mi género- estoy a un tris de encargar un ejemplar que ilumine mi senda existencial a partir de ahora. 

Ivanka se decidió a dar este pedagógico paso vital (que, por otra parte, nunca le agradeceremos bastante) porque "a pesar de los muchos avances que la mujer ha logrado, todavía nos queda un largo camino que recorrer”. Asimismo, confía en que la generación de su hija (de sus dos hijos varones nada dice) "piense sobre el trabajo de forma diferente". Y, para alcanzar tan loable fin, pone como modelo a su madre, Ivana -primera esposa del mandatario norteamericano y referente indiscutible (¿) de sufrida trabajadora-. Desde luego, no cabe mayor inspiración. Ni que decir tiene que las críticas al texto en cuestión han sido feroces. Los propios encabezados de cada capítulo son de aurora boreal. "Sueña a lo grande", "Deja tu marca", "Reclama", "Trabaja inteligentemente, no duramente", "Inclina la balanza" o "Dirige con propósito", ya auguran el batido de frases trascendentales con el que esta organizada joven está dispuesta a fustigar a sus lectores. Sin duda, una delicia sin precedentes para los incontables amantes de las publicaciones de autoayuda. 

Menos mal que esta belleza rubia también considera muy conveniente que sus congéneres disfrutemos de "hobbies", tales como la caligrafía, la cocina, el ajedrez o el baile, por citar solo algunos. El de la cocina me ha chirriado ligeramente, teniendo en cuenta que la autora califica la actividad de comprar alimentos como “no importante”. Así pues, no es de extrañar que en las páginas del New York Times la desenmascararan sin piedad en la reseña “¿Los alimentos aparecen por arte de magia en su frigorífico?”. Quizá sirva como explicación que Ivanka cuenta con varias niñeras y con un nutrido plantel de empleados domésticos a su disposición. Sin comentarios. 

El caso es que, visto lo visto, somos legión los que nos preguntamos si procede que esta multimillonaria se dedique a dar lecciones de conciliación a sus compatriotas femeninas, que viven en un país donde ni está garantizada por ley la baja retribuida por maternidad ni existe sanidad pública universal, y en el que una guardería privada puede costar dos mil dólares al mes, cantidad inasumible para la mayoría de sus asalariadas. Paradójicamente, el lanzamiento literario de esta supermujer coincide con la noticia de que su simpar progenitor quiere acabar con el programa educativo Let´s Girls Learn (Dejemos que las niñas aprendan), que la ex Primera Dama Michelle Obama lanzó en 2015 para promover la ayuda a los más de sesenta millones de niñas en el mundo sin acceso a la educación. 

A bote pronto, se me ocurre sugerir a Ivanka que podría dedicar los veintiséis millones de dólares que ha recibido por la publicación de este proyecto a dicho objetivo, ya que ha manifestado que su intención es destinarlo a donaciones. Y, ya de paso, esta nueva gurú de la conciliación familiar y laboral haría bien en centrar sus esfuerzos en enseñar a Donald Trump a no tratar a las mujeres como si fueran meros objetos y a abstenerse de proferir bravuconadas tales como que, por atesorar una fortuna tan estratosférica, puede incluso agarrarlas por el coño. Un poquito de delicadeza nunca está de más.


martes, 16 de mayo de 2017

CONGRESOS INTERNACIONALES EN TENERIFE






A lo largo de la presente semana tendrán lugar en la isla de Tenerife dos Congresos Internacionales en los que MEDIASCAN (Mediadores de Canarias) -Asociación a cuya Junta Directiva tengo el honor de pertenecer- tomará parte de manera muy activa. 

El primero es el XVI Congreso Internacional Diálogo Fe y Cultura, que se inicia hoy mismo bajo los auspicios del Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (ISTIC) con el lema ¿SOCIEDAD EN QUIEBRA?: ¿OPORTUNIDAD O ESCÁNDALO?, en el que intervendrán prestigiosos ponentes de la talla de la mediadora Anna Vall y el historiador Florentino Portero, desarrollándose por espacio de tres jornadas. 

Asimismo, y teniendo como sede las dependencias de la Universidad de La Laguna, el jueves día 18 se inaugurará el II Congreso Internacional de la Conferencia Universitaria para el Estudio de la Mediación y el Conflicto (CUEMYC). Durante dos intensas jornadas se desarrollarán seminarios, mesas redondas y espacios de debate donde poder intercambiar ideas y proyectos y dar a conocer las últimas novedades en el siempre interesante y necesario ámbito de la Mediación. 

Confío en que ambas citas constituyan un éxito de participación y sirvan de acicate a la promoción de la Cultura de la Paz.



II Congreso Internacional de la Conferencia Universitaria para el Estudio de la Mediación y el Conflicto (CUEMYC)
18-19 de Mayo de 2017

viernes, 12 de mayo de 2017

MÁS TEATRO, POR FAVOR



Artículo publicado en La Opinión de Tenerife el 12 de mayo de 2017

Artículo publicado en La Provincia (Diario de Las Palmas) el 17 de mayo de 2017




Voy a hacer mío el deseo del cantautor Luis Eduardo Aute al pedir más cine, por favor. Pero lo ampliaré además al teatro, porque también toda la vida y los sueños lo son. Y solicitaré humildemente más atmósferas mágicas para ser vividas en familia y más iniciativas culturales capaces de neutralizar la mediocridad generalizada que nos invade. Porque esa es la virtualidad del arte, en general y de las tablas, en particular. Y también su misión en esencia: terapéutica, pedagógica, crítica y reivindicativa. 

Asistir a la representación en el Leal de La Laguna de “La conquista más pirata”, el último montaje de la compañía canaria TIMAGINAS TEATRO, ha sido una de mis experiencias más gratas y, por lo tanto, más recomendables de la presente temporada. El adelanto de la obra, que sus creadores ofrecieron en el patio interior del espectacular Palacio de Carta con ocasión del reciente Plenilunio santacrucero, ya auguraba el éxito de esta apuesta noble y arriesgada que pretende trasladar a todos los públicos de las Islas Afortunadas una muy relevante etapa de su Historia: la que da fe de las batallas entabladas para su conquista y evoca los perfiles humanos de los protagonistas de dichas gestas, tan desconocidos como, por desgracia, poco valorados. Cuánto tenemos que aprender los españoles del trato tan honorable que dispensan a sus héroes en otros países… 

Cuatro actores asumen todo el peso de la función, escrita con amor y con humor por dos de ellos -María Rodríguez y Armando Jerez-, estando acompañados del cada vez más consolidado Andreas Trujillo y de un sorprendentemente maduro Miguel Ángel Jerez que, con apenas dieciséis años, está llamado a ser un intérprete de primera fila. El texto, escrito en verso y cargado de una extraordinaria dosis de comicidad -con la doble dificultad que ello entraña- se distribuye en cuatro actos bien diferenciados. 

El primero se centra en las figuras de los Reyes Católicos y del Adelantado Alonso Fernández de Lugo, conquistador castellano-andaluz responsable de la incorporación definitiva de las Islas Canarias a la Corona de Castilla. A continuación, les suceden el almirante británico Robert Blake y el general español Diego de Egües. Su testigo es recogido más tarde por el famoso corsario lagunero Amaro Pargo, cuya reputación y popularidad superó a las del mismísimo Barbanegra. Y, para finalizar, tiene lugar un hilarante enfrentamiento entre el vicealmirante Horacio Nelson y el teniente general Antonio Gutiérrez de Otero, que se retan para hundir sus flotas pero, en esta ocasión, de un modo “alternativo”. 

Como ya sucediera en sus anteriores versiones de los clásicos “Don Juan Tenorio”, “La vida es sueño”, “El perro del hortelano” o “La casa de Bernarda Alba”, el vestuario y la escenografía deben calificarse de sobresalientes. Un dechado de perfección y buen gusto. Asimismo, destaca sobremanera la atractiva presencia, la meritoria vis cómica y el adecuado tono de voz de los cuatro intérpretes, cuya entrega y profesionalidad se ven premiadas de forma constante con las carcajadas y los aplausos de los espectadores. No en vano, los miembros de esta compañía tinerfeña de teatro ya saben lo que es triunfar en la Gran Vía madrileña, ya que su espectáculo infantil “Piratas del Caribe” -otra parodia desternillante sobre bucaneros- se representó en la capital de España con excelentes resultados de crítica y público. 

Como broche, me gustaría compartir una confidencia que da la medida del triunfo de “La conquista más pirata”. Cuando un hijo quinceañero que ha tenido la oportunidad de presenciar de víspera la obra en un pase para escolares, te pide que le lleves de nuevo a verla al día siguiente, significa que sus responsables han dado en el clavo. Significa que el humor es una vía útil y profunda para la reflexión. Significa que nuestros responsables políticos deben apoyar al máximo este tipo de proyectos. Significa, en suma, que la cultura es el camino. Enhorabuena, mil gracias y mis mejores deseos para las giras venideras.

martes, 9 de mayo de 2017

LA IMPORTANCIA DE LA LUZ Y EL COLOR EN NUESTRAS VIDAS





Leo con interés un reportaje en el que se expone que centenares de años de estudio han permitido conocer cómo funciona nuestro cerebro con respecto al color. El color no es más que un fenómeno físico de la luz, pues, en realidad, existen tan sólo tres colores primarios: rojo, azul y verde. Cuando la luz impacta contra cualquier objeto, absorbe unos colores y refleja otros, que son los que, hasta un total de diez mil distintos, llegan finalmente al ojo humano.

Es innegable que los colores pueden comunicar emociones y sensaciones incluso más que las palabras, siendo uno de los elementos no verbales más importantes que existen. Por ello, es uno de los recursos subjetivos más importantes con los que contamos a la hora de diseñar mensajes.

Cada color lleva asociado un conjunto de características de afección emocional y a su vez, se construye también en base a las tradiciones culturales. El rojo se asocia a energía y positividad. El azul, a relajación. El verde, a frescura. El amarillo, a estimulación. El blanco, a purificación. El negro, a desaliento. Y, así, todas y cada una de las gamas de la paleta.

Dentro de las maravillas de la Naturaleza y el influjo de la luz y el color, no podemos obviar uno de los elementos más preciados que existen: el diamante. Esta piedra preciosa es el mineral más duro conocido, de ahí su dificultad en el tallado y pulido y su valor asociado. Pero, aparte de esto, lo que le hace especial es su capacidad de abarcar todo el espectro visible, es decir, es un cristal totalmente transparente e incoloro que transmite todo el haz de luz y mimetiza el entorno, constituyendo un fenómeno que crea escenas únicas.

Los mejores ejemplos del poder de la luz y del color y sus atractivos los tenemos en esa propia Naturaleza. Nos acostumbramos a percibir un mar azul, un cielo nocturno negro, un bosque verde o un atardecer anaranjado. Sin embargo, cuando determinados fenómenos alteran estas características, nos encontramos con hechos únicos, como es el caso de las famosas auroras boreales de Noruega.

Pura magia.






viernes, 5 de mayo de 2017

LA MANIPULACIÓN DE LA HISTORIA COMO RECURSO ELECTORALISTA



Artículo publicado en La Opinión de Tenerife el 5 de mayo de 2017

Artículo publicado en La Provincia (Diario de Las Palmas) el 5 de mayo de 2017





Con motivo de la celebración del Día de la Mujer, se emitió hace algunos años a través de una cadena de televisión un docudrama basado en la insigne figura de Clara Campoamor, conocida por el sobrenombre de “la mujer olvidada”. Abogada ilustre, hija de un contable y una costurera, nació en Madrid en 1888 y muy pronto se interesó por la política. Transitó con desigual fortuna por diversas formaciones, pero nunca logró ver cumplido su ideal: la unión de todos los republicanos en un gran partido. 

En 1931, con la proclamación de la Segunda República, fue elegida diputada y pasó a integrar junto a veinte hombres la Comisión Constituyente encargada de redactar la Carta Magna. Desde aquella mesa de trabajo luchó denodadamente en defensa de la no discriminación de los seres humanos por razón de sexo, a favor de la igualdad jurídica de los hijos e hijas habidos dentro y fuera del matrimonio, por la instauración de la figura del divorcio y, como base de dichas pretensiones, por la aprobación del sufragio universal. En la citada Comisión ya consiguió todas, a excepción de la relativa al denominado “voto femenino”, que tuvo que debatirse en el Parlamento de la nación. 

Campoamor, de viva voz, se dirigió al resto de sus compañeros de escaño diciéndoles: “Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en política, para que la política sea cosa de dos, porque sólo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar. Las demás las hacemos todos en común y no podéis venir aquí vosotros a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras”. El debate fue extraordinario y, finalmente, Clara Campoamor vio premiados sus esfuerzos gracias a los apoyos de una derecha minoritaria, de la mayoría del Partido Socialista Obrero Español y de, curiosamente, un escaso número de republicanos. 

De hecho, aquella segunda diputada que era su colega de profesión y con quien compartía ideas y anhelos, no se sumó a tan democrática aspiración, amparada en su supuesta superioridad intelectual. Esa mujer, Victoria Kent, jurista malagueña nacida en las postrimerías del siglo XIX, también fue elegida a Cortes al estar incluida en las listas de Izquierda Republicana, parte integrante del llamado Frente Popular. Radical defensora de ese sistema de gobierno, llevó a tal extremo su postura que, durante las sesiones parlamentarias del debate sufragista, se posicionó en contra de otorgar el voto a sus congéneres de manera inmediata. 

En su opinión, las mujeres españolas carecían en aquel momento de la suficiente preparación social y política para ejercer semejante derecho con responsabilidad. Según ella, la Iglesia les influiría en los confesionarios para apoyar el ideal conservador, perjudicando así en las urnas a los partidos de izquierda y poniendo en peligro el futuro del progresismo. Su encendida polémica con Campoamor le acarreó una impopularidad que le privó de ser reelegida en los comicios de 1933. 

La lógica más aplastante me obliga a alinearme en el bando de la madrileña, que prefirió apostar por ofrecer a todas y cada una de las mujeres la posibilidad de votar, con independencia de que el sentido de dicho voto no le favoreciera políticamente. Desgraciadamente, a ocho décadas vista, compruebo con tristeza cómo algunos recién llegados a la escena política que acostumbran a lanzar sus consignas vía Twitter, no sólo han heredado ese indefendible radicalismo kentiano sino que, para colmo, manipulan el legado intelectual de insignes figuras como Clara Campoamor, haciéndola pasar por comunista con ocasión del cuarenta y cinco aniversario de su fallecimiento. 

Tal vez si sus conocimientos sobre la Historia de España se ajustaran más a lo que fue y no a lo que les hubiera gustado que fuera, no tendrían que recurrir ni a la invención ni a la ficción para recabar votos.